Aprender jugando, se puede!

Yo no sé nada de límites y responsabilidades.

Soy pésima en eso, y por más que leí y leí artículos sobre pedagogía a la hora de pedir ayuda a la peque siento culpa por ser una madre explotadora, ella escapa, yo lloro…un lio de juguetes, pinturitas, libros todo tirado.

Pero algo me queda claro de mis charlas con otras madres (las que saben): fomentarles responsabilidad es fundamental para que crezcan como adultos comprometidos  y solidarios. Además, hacerlos responsables (que no es lo mismo que obedientes), los ayuda a aprender y a confiar en sus logros. Bueno pero ya sueno a psicóloga, que no lo soy.

Me gustaría sí compartirte algo que a mí me dio resultado y tiene muchos beneficios para todos y todas. Paso a venderte la idea:

 

  • ¿Querés que los chicos se entretengan un rato haciendo manualidades?
  • ¿Querés enseñarle responsabilidades?
  • ¿Te gustaría que te ayuden un poquito en la casa? (Dale! Sin culpas, así todos juntos sacan adelante las tareas y te queda media horita para vos)

Si respondiste al menos dos veces sí, esta actividad es para ustedes.

 

Primero a conseguir palitos de helado. Podemos juntar de los que vamos comiendo en el verano o comprarlos sueltos en el “todo por dos pesos” del barrio (¿Ya nada va por dos pesos no? Hay que actualizarles el nombre. Igual tranqui son hiper económicos.).

1

 

Segundo buscar marcadores, temperas, lápices. Yo por ejemplo utilicé Washi Tapes (esas cintas tan lindas autoadhesivas con dibujitos).

??????????

Tercero, decoren JUNTOS  los palitos a gusto y piacere. Los chicos deben participar en el proceso, es el chiste para que valoren la propuesta.

Los más grandes (o vos) serán los encargados de escribir en cada palito una tarea para hacer en la casa.

3

Para terminar decoren un frasco o recipiente  para contener los terminados, yo utilicé uno de yogurt.

DSCN2207-268x300

Listo, ya está listo el tarro de responsabilidades. Para la próxima vez que haya que ayudar en casa cada chico puede jugar a sacar un palito (Sin mirar eh!) y hacer la tarea que le toque. Ah y que papá no haga mutis por el foro y juegue también.

 

Bonus track

Pueden escribir en vez de tareas cosas para hacer cuando sobreviene el aburrimiento: Escribir un cuento, dibujar sobre una remera vieja y crear un disfraz nuevo, inventar un juego de mesa, hacer un fuerte con las sillas y acolchados, hacer una obra de arte para colgar en casas y muchos etc.

El proceso y mecanismo de uso se repite.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *