Jueves, no me vengas con una plantita!

Soy una mamá que trabaja afuera, por eso a lo largo de los años aprendí (entre otras muchas cosas con respecto al tiempo del trabajo) que el lugar donde pasamos varias horas al día debe tener mucha energía vibrando en positivo (aunque esa jefa que nunca falta con un ataque de sabañones este de pésimoooo humor)

Pequeños detalles de color y objetos apropiados (que no es lo mismo que apropiarse de objetos ajenos) suman mucho.

No importa si tu espacio es minúsculo o super cómodo, lo importante es sentirlo tuyo y agregar cosas lindas a tu alrededor.

En castellano antiguo: ponerle onda.

Es que no todos trabajamos en Google y son pocas las empresas que tienen salas de descanso, espacio multiusos, gimnasio (¿?!) o mucho verde para que todo sea tannnn ameno.

No es cuestión tampoco de meter una pancarta de colores y corazones sobre tu cabeza, tampoco quiero que te manden al psicotécnico de nuevo. Hablo de un punto de encuentro con lo placentero.

Para algunas puede ser un portarretrato con la foto de tu beb@, una plantita, un cuaderno distinto y cuando digo distinto pienso en el polo opuesto al gloria de 80 hojas.

¡ Alejémonos corriendo de los elementos de oficina uniformes que no sabes si son tuyos o del chico de facturación del 8vo piso!

No hace falta invertir mucho o dar vuelta todo.

¿Qué ya tenés todo eso? ¿Qué te doy un consejo para poner una plantita?

No paparula (como me dice mi nena cuando mamá no se da cuenta de algo) trato de sacudirte un poco las ideas, de decirte que todas pasamos por ese momento de desborde en el que solo queremos estar en casa mirando 10 capítulos seguidos de Peppa pig, que no estás sola y que cuando todo se vea nublado, puedas respirar hondo, tomarte 5 minutos y pensar en algo distinto para hacer HOY en tu lugar que pueda generar un cambio.

Un comentario Añade el tuyo
  1. En mi escritorio habitan varios dibujitos que han ido mutando a traves del tiempo (y está bien empleado el término, al principio eran mutantes!), y una “hermosa” lapicera decorada con papel metalizado y pintado de colores vivos, regalito del día de la madre y hecha en el jardin!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *