Madres que trabajan, madres que emprenden, madres que crean

Madres emprendedoras – Aprender a delegar es aprender a crecer

Uno de los obstáculos con los que se encuentran muchas personas, en todo plano de su vida, es la incapacidad de aprender a delegar.

Si sumamos esta dificultad a un proyecto personal o emprendimiento, el no saber cómo darle responsabilidades a otro puede ser una piedra en el camino del crecimiento.

Pues, si seguimos sumando a la receta el hecho de que eres madre, emprendedora, a la que le cuesta confiar en un tercero para que de una mano, la piedra en el camino se vuelve un peñasco.

Si, ya te veo diciendo “Es que nadie hace esto mejor que yo”, y es posible que así sea.

Por ejemplo, si tu emprendimiento se basa en un trabajo muy artesanal con técnicas específicas, para las cuales te has preparado, puede que solo tú estés en condiciones de realizar el producto final (por ahora).

Pero hay una infinidad de tareas que puedes encomendar (y debes) para no volverte loca y tirar todo por la borda en poco tiempo. ¡Ayudate! Al ceder tareas, por mínimas que sean, ganas;

 

Tiempo: para producir, para innovar, para tu familia y amigos

Energía: aliviando el tener que hacer todo vos sola

Calidad: enfocarte en mejorar

 

¡¿Cómo?!

  • Armá una lista de tareas de tu proyecto y de tu hogar que vayas a delegar. Preguntate, ¿Es imprescindible y en qué medida que vos y solo vos hagas esa tarea? Se sincera. Siendo madre tenes doble trabajo y es bueno pedir un S.O.S, así sea para levantar los juguetes desparramados por la casa o hacer una entrega a un cliente. De la mano de ceder tareas vienen dos cosas más que debes aprender para cerrar el circuito exitoso: organizarte y saber decir no en todos los idiomas.

 

  •  Organizarse y detectar que es urgente, importante o ideal para encargar a otros.

 

  • Decir NO es otra manera de establecer prioridades. No todo es posible o no todo es posible en este momento. Evaluá, pensá de manera práctica: ¿Es necesario embarcarme hoy en la creación de un nuevo producto cuando no tengo resuelto aún como comercializar el que ya tengo? ¿Es necesario comprometerme a realizar la escenografía para el acto de danzas de la niña en plena temporada de entregas?

 

  • Finalmente, elegí la persona correcta para el trabajo. Vos conoces bien que cualidades tiene cada uno a tu alrededor o puedes probar y descubrir nuevos talentos y enfoques de resolución. En el caso de ser alguien externo y contratado, pedí referencias.

 

Armé un pequeño check list para que puedas imprimir y llevar encima para cuando te pierdas en la nebulosa de la sobrecarga de trabajo.

Usalo para empezar a crear, paso a paso, un camino libre de obstáculos para el crecimiento de tu proyecto. .

Nos leemos pronto.

delegar

 

*Este articulo fue publicado originalmente en Revista Promocionarte de España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *